Saltar al contenido

¿Cómo elegir un buen paraguas? | Guía para comprar

Llega el invierno y con él, el mal tiempo y los días de lluvia. Así que si no tienes un paraguas es el momento de comprar uno, al no ser que quieras llegar empapado a todos lados. Pero.. ¿cómo saber que paraguas comprar?

Hay tantos tipos y modelos de paraguas que si plegables, que si de bastón, y algunos totalmente innovadores como los paraguas que se cierran al revés, que es normal que tengas dudas a la hora de saber cual es el mejor paraguas.

Por eso, en este artículo queremos dejarte algunos truquitos básicos para que sepas como elegir el paraguas perfecto.

¿De cuántas varillas? 

Se dice que cuántas más varillas tenga nuestro paraguas más resistente será y menos riesgo tendremos de que nuestro paraguas se de la vuelta con el viento y se rompa. Y aunque en parte es cierto, con que nuestro paraguas tenga ocho varillas será más que suficiente, lo mejor es asegurarse que estas sean de fibra de carbono o vidrio.

¡Eso sí! Las varillas deben tener una longitud de unos 50 cm mínimo de diámetro en el caso de ser mujer y de unos 60 cm en el caso de ser hombre.

¿Mejor largo o plegable? 

Los paraguas plegables son perfectos para llevarlos en cualquier lugar como el bolso o la mochila ya que son pequeños y apenas ocupan espacio. Además son súper cómodos ya que podemos encontrar paraguas con cierre automático que con tan solo dar a un botón conseguimos tener nuestro paraguas plegado.

Sin embargo, tienen mayor número de articulaciones y por lo tanto son mucho más frágiles y probables que se rompan. Así que al no ser que no te quede más remedio, elije siempre un paraguas tradicional, ya que son mucho más robustos y mucho más vistosos 😉

Los paraguas tradicionales, o de bastón, podemos encontrarlo con cierre manual el cuál se cierra y abre manualmente; o cierre semi-automático, el cuál podemos abrir con pulsar a un botón pero se cierra de manera manual.

¿Qué tejido elegir?

Lo mejor es optar por fibras sintéticas de mayor grosor ya que son los que mayor resistencia aportan y que cuenten con algún tratamiento impermeable. Los dos mejores tejidos para el paraguas son el poliéster y el nylon.

El nylon, se seca rápidamente y además repele la humedad. También es bastante resistente y duradero.

El poliéster, al igual que el nylon repele la lluvia y es muy duradero. Junto al teflón se consigue una protección inigualable frente a la lluvia y además se hace mucho más resistente y duradero. Así que ya sabes, elije siempre un paraguas de poliéster con teflón.

¿Y el mango?

Si quieres asegurarte que el mango del paraguas perdure pese al paso del tiempo y las lluvias, también debes asegurarte que el mango quede sujeto y no se rompa.

Los mangos de plástico, como el poliestireno, son los más comunes y resistentes, aunque también pueden agrietarse con los golpes. Por eso, los mejores son los de madera barnizada, ya que son los más robustos que podrás encontrar.

Además, existen diferentes formas de mango:

  • El tradicional con forma de U, para agarre seguro a prueba de viento.
  • Mango recto, con el tendrás un agarre total de la mano.
  • Y por último, el más innovador, el mango en forma de C, que te permitirá usar tus manos para cualquier otra cosa, escribir mensajes en el whatsapp, buscar cosas en el bolso o incluso leer un libro bajo la lluvia.

Los mangos con forma de C más vendidos

¿Y cómo elijo un buen paraguas para niños?

La gran mayoría de paraguas infantiles están pensados para ellos así que no debes preocuparte ya que suelen estar correctamente protegidos para que nunca se hagan daño. Además, podemos encontrar paraguas infantiles con colores y dibujitos súper divertidos.

No obstante, asegúrate de fijarte que todos los extremos de las varillas estén protegidos de plástico y a ser posible que queden redondeadas.

¡Antes de comprar tu paraguas!

Si tienes la oportunidad de tocar tu paraguas antes de comprarlo abre y ciérralo varias veces. Fíjate que las varillas queden rectas y cada una en un ángulo y asegúrate de el mecanismo funciona correctamente.

Observa que la tela esta bien cosida, en los extremos y que queda bien tersa. Si no queda bien tersa, es una señal de el tejido no es muy bueno o no esta bien cosido. Lo cuál hará que al mínimo viento nuestro paraguas se mueva o incluso se de la vuelta.